Salvado por la campana

leyendas-urbanas

La expresión “Salvados por la campana” la hemos oído y utilizado multitud de veces pero lo que no es muy conocido es su origen. Parece que éste se encuentra en la Edad Media y la verenterramientos-en-la-edad-media-300x185

En estos momentos los cementerios eran pequeños y la mortandad muy abundante por lo que a veces había que reutilizar los ataudes. Era costumbre común abrirlos para sacar al difunto y trasladar sus huesos a un osario con el fin de reutilizarlo. Parece ser que no pocas veces descubrían señales de arañazos en la madera dejando claro que al difunto se le había enterrado vivo.

Para evitar este tipo de situaciones se adoptó un sistema que terminó generalizándose. Se ataba un hilo a la  muñeca del difunto y se pasaba éste por un agujero de la madera para atar la otra punto a una campana que se colocaba en el exterior. Además durante unos días siempre estaría alguien al lado de la tumba de manera que si, el enterrado despertaba podía hacer sonar la campana y así hacer ver a los demás que estaba vivo.

Un poco gore, pero este es el origen de la expresión “Salvados por la campana”, curioso ¿verdad?

dad es que resulta un poco macabro.

Share Button